lunes, 1 de octubre de 2012

Chistes de cazadores

Esto es un hombre que estando en el bar presumía ser el mejor cazador del mundo, entonces los demás cazadores empezaron a reirse de él y dice:
"Te apuesto un cubata a que puedo reconocer la piel de cualquier animal con los ojos tapaus y el calibre de la bala con solo tocar el abujeru de la piel".
Empezaron a apostar, le vendaron los ojos y al poco le traen una piel y empieza.
"Es un castor", despúes toca el agujero de la bala y dice "matarunlu con una bala del calibre 22".
Acertó, otro cubata.
Poco después le trajeron otra piel que había por allí, la toco durante un poco más tiempo y dice:
"Leon del Kalahari, rifle calibre 28".
Volvió a acertar, incluso unas pocas pieles más hasta que cogió una borrachera descomunal.
Se va el hombre se va a dornir y por la mañana al despertarse se da cuenta de que tiene un ojo morao Entonces, despierta a la mujer y le pregunta.
"Oye, anoche llegue borracho pero no tanto como para olvidarme, que no tuve ninguna pelea ni nada!!, ¿como es que tengo este ojo morao?"
La mujer, enfadada, responde: - "¡Fui yo quien te lo puse así!"
El marido, atónito: "Pero bueno, ¿y por que  ,que te hice yo?"
Dice: "Metístete en la cama, metiste la mano por debajo de las bragas y después de tocarme un cacho dijiste:
"Raposu, muerto con un hacha.

************Juan*********************************************
Estaba un cazador en la selva, después de tanto disparar a los animales que veía pasar, se le acabaron las balas.
Cuando volvia estaba todo temeroso de que no le fuera a salir un animal grande, de repente le salió un león y el cazador empezó a decir Dios mío, por lo que más quieras, has que este león se vaya de mi camino. Entonces el león se fue sin hacerle nada, paso un rato, y se le apareció un oso.
El cazador empezó a decir, dios mío, perdón por haber matado a tus animalitos, no lo vuelvo a hacer, pero has que este oso se ponga a rezar.
El oso sé arrodilla y se pone a rezar. Entonces el cazador lo ve y dice que grande eres Dios.
Y se escucha al oso decir: bendice señor estos alimentos que vamos a comer hoy.

***********Juan**********************************************
Dos cazadores están en el monte cuando uno de ellos de repente cae al suelo.
No parece que respira y tiene los ojos blancos, de modo que su amigo coge el móvil y llama al 112(emergencias).
«Oiga, mi amigo está muerto. ¿Qué hago? ¿Qué hago?»
«Cálmese, tranquilo, ¡estamos aquí para ayudarle! Vamos a ver.
Lo primero que tiene que hacer es asegurarse de que su amigo está realmente muerto.
Entonces se hace una pausa y a continuación se oye un disparo.
El cazador vuelve a coger el teléfono y dice:
«De acuerdo, y ahora, ¿qué hago?»

**************Pedro****************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada